Dos imprescindibles de la cuerda: Itzhak Perlman y Yo-Yo Ma

Itzhak Perlman y Yo-Yo Ma

Itzhak Perlman y Yo-Yo Ma

Itzhak Perlman y Yo-Yo Ma son dos nombres que deben sonarte ahora que vas introduciéndote poco a poco en en el mundo de la música clásica. Te vendrá bien de otra parte conocerlos si alguna vez piensas regalarle a alguien (o regalarte s ti mism@) un CD de buena música clásica. Ya sé que cada vez ocurre con menos frecuencia (lo de comprar CDs), pero aún puede suceder. Generalmente, escuchar cualquier cosa de Itzhak Perlman o de Yo-Yo Ma, es garantía de que lo que se escucha es bueno. No porque lo diga yo o porque lo digan cien críticos. Sino porque lo vas a decir tú en cuanto les escuches. Y vas a poder ver que son los dos intérpretes excepcionales.

¿Y cuándo se puede decir de un músico que es un “intérprete excepcional”?

No quiero pontificar, así que yo lo explicaría con el ejemplo de cada uno de ellos. Cuando Itzhak Perlman toca su violín o Yo-Yo Ma toca su violonchelo, realmente, el instrumento se transforma en algo más. Ni el violín ni el cello son en su caso únicamente una mera herramienta para interpretar lo que otro escribió, sino que ese instrumento se transforma casi en algo animado, con vida. Como en el cuento de Pinocho. El instrumento adquiere su propia voz y deja de ser una “cosa”. Es una voz que “narra” la música de una manera casi como si decidiera él solo cómo hacerlo. De pronto te olvidas del intérprete, y sólo es el instrumento y su sonido lo que existe. Eso es lo que yo entiendo por un “intérprete excepcional”. El que es capaz de dar a su instrumento tanta vida que realmente te olvidas de la persona que lo toca. En un auditorio, en una sala, en un pub de cerveza irlandesa… Los intérpretes excepcionales ceden el protagonismo a aquello que tocan, en mi opinión.

itzhak_perlman_yoyo_ma_B

Yo-Yo Ma e Itzhak Perlman

Y no hace falta que sea algo de Mozart para que eleve tu corazón. Tanto Itzhak Perlman como Yo-Yo Ma son más eclécticos, y si su nombre te suena quizá sea porque son de esos grandes músicos que también han interpretado para el cine, porque en ellos han confiado grandes directores (como Spielberg) y grandes compositores (como John Williams). Y han hecho verdadera magia con composiciones del siglo XX, para películas bien consumistas y que han sido éxitos de taquilla. Y te voy a poner ejemplos (quien me conoce sabe que me gusta la música clásica, pero también muchos otros tipos de música, y el objetivo de este blog es enseñar la música de una manera diferente, así que no me pongo trabas ante este tipo de ejemplos).

Haz click sobre la imagen para escuchar el tema principal en Spotify

Haz click sobre la imagen para escuchar el tema principal en Spotify (4’15”)

Itzhak Perlman quizá te suene por ser el violín que suena (que más bien, llora) en el tema principal de La Lista de Schindler. Puedo imaginar este tema interpretado por otros, pero no creo que hubiera quedado igual. Escuchar este tema interpretado así por Perlman le pone a cualquiera los pelos de punta. Perlman hace un trabajo sublime con una música bellísima (John Williams se superó en esta ocasión). Escucha y reclínate en tu asiento.

Haz click sobre la imagen para escuchar el cello de Yo-Yo Ma

Haz click sobre la imagen para escuchar el cello de Yo-Yo Ma (2’58”)

Yo-Yo Ma quizá te suene menos, pero también tiene lo suyo. Es el violonchelista de Memorias de una Geisha (en la que de hecho coincidió junto a Itzhak) o de Tigre y Dragón. En este caso, el violonchelo canta como una voz antigua que narrase una historia lejana desde la antigüedad de los tiempos.

Estos ejemplos son para facilitar el que comprendas a qué me refiero cuando se dice que un gran intérprete es un gran intérprete. Y como este es un blog de música clásica, ahora que ya les conoces un poquito mejor, vamos con un par de piezas interpretadas por ellos -ahora sí- de música clásica. Para Itzhak Perlman, te propongo escuchar el famoso Zapateado de Sarasate (3’19”),una pieza de virtuosismo para violín. Y para Yo-Yo Ma, te propongo escuchar una que seguro ya has escuchado, la Suite para Cello de Bach (2’32”), que seguro que has escuchado un montón de veces. A ver qué te parece tocada por Yo-Yo Ma. perlman-yo-yo-ma ¿Te gusta cómo suenan? En el fondo esta es una característica de todo gran intérprete (de cualquier tipo de música): que el instrumento se transforma en una extensión de su cuerpo. El intérprete conoce tan bien a su instrumento, está tan hecho a él, que el instrumento responde con la lealtad de un perro. Intérprete e instrumento se compenetran en uno, se vuelven uno, para hacer de la música algo mágico, algo casi sagrado, divino.

¿A ti qué te han parecido?

Descubre más de | Itzhak Perlman y  Yo-Yo Ma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s